TODO SALDRÁ BIEN CUANDO MENOS TE LO ESPERES

Algún día todo va a salir bien, TODO. No importa la situación que estemos pasando o la mal que la estamos pasando. Algún día todo nos saldrá mejor de lo que creemos.

A veces es mejor dejar todo atrás y olvidar el pasado, no pensar en lo que hicimos mal o en donde nos equivocamos, no preguntes por que salió mal, no imagines lo peor, no te obsesiones. Solo encárgate de sonreír, de vivir, de ser feliz y tener fe de que todo te ira bien.

Cuando menos te lo esperas todo sale bien.

Cuando todo nos va saliendo mal que pensamos que nada puede sacarnos de esto, ahí encontramos algo que se llama “fuerza de voluntad”, nos levantamos, decidimos ser fuerte y vivir con mas ganas.

Después de toda tormenta llega la calma, por eso debemos siempre de seguir hacia adelante.

Razones por la que todo siempre nos saldrá bien aunque no lo parezca

Cuando estamos en situaciones que parecen imposibles de solucionar o salir, solo queremos encontrarnos a alguien y nos mire a los ojos y nos diga: “Todo estará bien, aunque no lo parezca”. No se a que puedes estar enfrentándote o lo que esta por venir, pero déjame decirte que estoy a tu lado, acompañándote siempre.

Aquí te dejamos algunas formas en las que puedes saber que todo te ira bien:

Nuestro Padre es siempre bueno con todos.

No hay nadie mas bueno que nuestro Padre, es bondadoso y compasivo en todas sus obras y nosotros somos parte de sus obras. Aunque pensemos que nada tiene solución y que NADA puede ayudarnos, nuestro Padre está ahí para cuidarnos. Nosotros debemos tener fe, esperanza y confianza en que Él nos ayudara y nos cuidara siempre.

Él nos ama

No importa que tan mal estemos o que tan difícil sea la situación que estemos pasando, si alguien esta a nuestro lado apoyándonos y enfrentando con nosotros nuestros problemas o dificultades, todo será mas fácil.

Él nos ama profundamente. Tal vez a veces pensemos que no es así. Pero tenemos que tener en cuenta que su amor hacia nosotros es eterno y nunca, pero NUNCA nos abandonara.

Nuestras peleas son suyas.

Venga quien venga, no podrá contra nosotros porque nosotros tenemos la certeza de que nuestro Señor siempre esta a nuestro lado protegiéndonos. Habrá quienes quieran hacerme daño, pero no podrán porque estoy con mi Padre.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *