¿Tener carácter es malo o es bueno?

Alguna vez has conocido a un niño o niña con cara de ángel, dulce y tierna, pero con un carácter super fuerte. Me imagino que sí, todos tenemos un hijo, sobrino, o hija de una amiga con esas características.

Muchas personas tienen el concepto erróneo de que un niño con carácter fuerte es malo. Si eres de lo que piensan así, déjame decirte que toda tu vida has estado equivocado.

Muchos de nosotros nos ha tocado vivir la experiencia de que sales con un niño pequeño y de repente el niño ve algo que le llama la atención y lo quiere tener. Por ejemplo, un día Salí con mi hija a la clínica y cuando llegamos al consultorio el doctor le ofreció un papel y un lápiz para que empezará a dibujar.

Mi hija no quiso tomar el lápiz, pues quería un lápiz de color rojo que tenía el doctor en sus manos. Yo avergonzada le digo a mi hija:

Charlotte, por favor, trata de comportarte y toma el lápiz que él doctor te ha dado.

Mi hija, enfurecida, mira al doctor para que él, sé apiada de ella y le dé el lápiz de color rojo. Y yo le contestó al doctor que no se lo preste pues ella tiene que entender que no puede tener todo.

En ese momento mi hija estalló y empezó a gritar y sus gritos asustaron incluso a las personas que estaban en la sala de espera. En ese momento se me caía la cara de la vergüenza y le decía al doctor que no sé qué hacer con esa niña, que tiene un carácter muy fuerte.

El doctor me miró fijamente y me pregunta:

¿Acaso tener carácter es malo? ¿Crees que es negativo para su personalidad tener temperamento?

Contéstame esta pregunta: ¿Qué prefieres, un niño sumiso o un niño con temperamento?

Yo le contesto en base a mi ignorancia que prefiero un niño sumiso, pues son más dóciles y más fáciles de educar. Y el doctor vuelve y me pregunta, pero imagina a tu hija dentro de 20 años, ¿en serio quieres que sea sumisa? ¿O no prefieres a una mujer segura de lo que quiere, una mujer con determinación y con carácter? ¿Dime quién tiene más oportunidad de ser feliz? ¿El sumiso o el temperamental?

Ahí pude entender que un niño con carácter no es malo, al contrario, es un niño seguro de lo que quiere, sin miedo de expresar lo que siente. Es fabuloso que a su corta edad sepa elegir lo que quiere, pues muchos niños e incluyéndome cuando era niña somos muy sumisa, y al final por miedo a expresar lo que sentimos, hemos perdido algo que anhelábamos, hemos perdido muchas oportunidades.

A los niños con carácter fuerte no debemos de cortarles las alas, no se le debe poner barrera de crecimiento personal. Como padres tenemos que saber entender a nuestros hijos y saber como concentrar toda esa energía que tienen.

A los niños con carácter fuerte debemos de ponerle limites adaptados a su edad, pocos pero infranqueables. Pues si también no le ponemos limites se convertirá en un tirano y habremos fracasado como padres.

Es un poco complicado de entender, pero trata de educar a tu hijo para que respete las reglas, pero hazlo con amor y cariño, para que el niño no pierda el afecto de lo deseado.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *