¿Ser perfecto o ser feliz?

Sabías que nadie es perfecto, pero que podemos ser felices con todas nuestras imperfecciones. Todos tenemos el deber de luchar por alcanzar la felicidad, sin importar la edad, lo económico o el lugar, cada momento de nuestra vida es inolvidable, así que vivamos cada momento con entusiasmo, pues si estamos vivos, es un motivo para sonreír.

Nos enfocamos tanto en ser perfecto, en agradar a los demás, que nos olvidamos de querernos y valorarnos como persona. Yo en lo particular soy feliz abriendo mis ojos y viendo la luz de un nuevo día.

Hay que ser felices, no perfectos. Pues nadie es perfecto, muchas veces nos equivocamos, y es parte de la vida. Y la vida es tan bonita, con sus tropiezos, pero hermosa. Es por eso que hay que disfrutar todo lo que nos ofrece la naturaleza y ser feliz sin hacer daño a nadie. Pues el único perfecto es el Señor Todopoderoso.

Así que a partir de hoy quiero que te pongas un reto, quiero que trates todos los días de ser feliz, hasta que sonreír y valorar lo que tiene se haga un hábito, de tal forma, que la felicidad te lleve a la perfección.

Sonríele a la vida, la perfección no existe. La felicidad la encuentras cuando te decides a ser feliz, porque todos tenemos el poder para ser felices o infelices. ¡La felicidad se vive de diferentes maneras según la persona! No a todos se nos da la felicidad de la misma manera, el chiste es vivir la vida y lograr disfrutar las bendiciones que el Señor nos da día a día, como: disfrutar del tiempo y de nuestras familias. ¡¡Bendiciones!!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *