SÉ FUERTE, NO TE RINDAS, AUNQUE EL FRIO QUEME

Sé fuerte, no importa por lo que estés pasando ahora, ninguna pena es para siempre, tu situación mejorara. Llora si tienes que llorar, pero después ten valor y levántate, seca las lágrimas y sigue adelante: ¡NUNCA TE DETENGAS!

No importa lo que estés atravesando, tienes que ser fuerte. Nada de la tierra es permanente todo es temporal. Cada cosa pasara con el tiempo y llegara un momento en que tu vida mejorara. No debemos estar triste o deprimidos, nosotros somos que decidimos como estar en el día, si feliz o triste.

Cada hora, minutos o segundo son importante. Aprovecha, vive, sonríe, diviértete, vence tus temores, vive la vida, llora si quieres hacerlo, quita todo ese dolor que tienes adentro, pero JAMAS dejes esos sentimientos guardados.

No te permitas decaer, en esta vida no tendrás cargas que no puedas soportar.

Nunca se sabe lo fuerte que somos hasta que es nuestra única opción

Hay un famoso dicho que decimos cuando las cosas no nos salen bien: nada puede ir peor, cuando decimos esa famosa frase en forma de pregunta, parece que la vida lo entiende como un desafío. Las cosas llegan a complicarse más, casi siempre. Pero gracias a esas pruebas que he tenido en la vida me he fortalecido y he aprendido a no rendirme a pesar de que tan fuerte la vida me golpee.

La superación es parte de nuestro éxito, cuando finalmente superamos aquello que alguna vez nos hizo daño podemos decir que somos fuerte. Nuestra mente se ha resistido a esas pruebas y gracias a eso, podemos decir: Que somos capaces de enfrentar cualquier cosa que se nos ponga adelante.

No te rindas, aunque el frio queme.

“No te rindas, estas a tiempo de alcanzar tus mentas y sueños, estas a tiempo de comenzar de nuevo y olvidar ese pasado que te hizo tanto daño, acepta tus sombras, entierra tus miedos y retoma tu vuelo.

No te rindas la vida se trata de superar pruebas, de caer, levantarse y continuar el viaje, y de perseguir sus sueños.

No te rindas, por favor, no cedas, aunque el frio queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda y el viento no haga ruido. Aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños.

La vida es solo tuya al igual que tus deseos. No hay herida que el tiempo no cure. Cada día es un nuevo comienzo, estar es la hora y el momento, no estás solo”.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *