Reflexión de la noche para descansar

En esta noche tan especial queremos que leas esta hermosa reflexión, no hay nada mejor que hablar con nuestro Padre antes de cerrar los ojos para descansar. Si quieres que tu sueño este lleno de felicidad, lee estas hermosas palabras.

Reflexión de la noche, Jueves 12 de Marzo 2020

Señor, te pido en esta noche que me des la oportunidad de descansar en paz, de dormir en tranquilidad, que toda angustia que rodea mi mente sea alejada. Hay noches en la que me siento culpable por algunas acciones que hice mal. Te pido que alejes toda culpa, que me perdones por los errores que cometi.

Quiero en esta noche poder dormir sin preocupación, que seas tu dandome esa tranquilidad que tanto busco. Cuidame de todo mal y cubreme ante todo mal pensamiento.

Soy tu hijo y quiero que me cuides como el Padre que eres, permiteme amarte como te lo mereces, que seas tu quitando todos mis problemas. Limpia mis pensamientos, que seas tu tomando el control de mi vida.

Reflexión para tener Fe

Padre Eterno, hazme merecedor de la fe que necesito para acercarme a ti. Perdona mis limitaciones, e ilumina mi camino hacia lo que con tu ejemplo y Palabra marcaste como correcto.

Aporta a este humilde siervo el don de la humildad y el coraje para enfrentar las cosas materiales del mundo. Por favor, Padre, sigue siempre a mi lado y dame la fuerza, el escudo para protegerme contra la envidia de los demás y mi propia autocompasión.

Señor, creo en ti. Padre, deja que mi fe sea plena y sin reservas, y permite que penetre en mi pensamiento, en mi forma de juzgar las cosas divinas y las cosas humanas. Amado Señor, deja que mi fe sea alegre y dé paz y plenitud a mi espíritu, y disponla para orar contigo y hablar con mis hermanos.

Que la dicha interior de mi existencia brille en una conversación sagrada y secular. Señor, deja que mi fe sea humilde, y tenga su base en la experiencia de mi pensamiento y mis más puros e íntimos sentimientos. Que se rinda al testimonio del Espíritu Santo.

Señor, acepta mis pecados que vendrán siempre acompañados del perdón más sincero. Sé que soy débil, cometo errores y debo aprender en mi camino hacia ti. Pero tengo fe en que, a pesar de los fracasos, sabrás ver la sinceridad de mi amor hacia ti, mi Amado Padre.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *