abril 11, 2020 Por Admin 0

Quien tiene luz propia incomoda al envidioso

Hay gente que te ve de los pies a la cabeza de una forma que solo por la mirada se nota la envidia. Usted puede hasta no tener nada material, pero por el hecho de tener una sonrisa sincera y paz de espíritu ya molesta a muchos.

No hay peor sentimiento que sentir envidia, que habite dentro de nosotros, dentro de nuestros corazones. Esas personas con envidia son personas inconforme con lo que tienen, con su vida y con TODO lo que les rodea.

Las personas envidiosas no son agradecidas por tener vida y tener salud. Por el simple hecho de levantarnos y acostarnos debemos de agradecer. Agradecer por todo lo que nos rodea y nos hace sentir bien.

Aprende a valorarte

Si no te valoras a ti mismo, nunca podrás apreciar lo que te rodea y envidiaras lo del otro. No importa si esa persona no tiene dinero, una gran casa, un lujoso auto o una gran mujer a su lado. El simple hecho de que sonría, puede causar envidia al que no valora lo que tiene a su alrededor.

Todo envidioso vive en la oscuridad y le molesta la luz del otro. Aprende a valorar tu felicidad y la de los demás.

Disfruta de las bendiciones que tienes, no te fijes en las bendiciones de los demás. Aprecia el aire que respiras, el suelo que tocas y el nuevo día que te ha dado la vida.

No olvides que eres el único responsable de valorar tu vida, de que sea placentera y plena. No pienses en que dirán los demás, enfócate en hacer lo que quieres y lo que te hace bien. Siéntete orgulloso de tomar decisiones impórtate en tu vida.

Dedícate tiempo y amate como eres. Atiende tus necesidades y olvídate de las de los demás. Si no te valoras tú, nadie lo hará.