QUE TE IMPORTE QUIEN TE APORTE

<<Que te importe quien te aporte>>.  Esta frase puede parecer un poco egoísta o drástica. Tenemos errado el concepto de “tú me das yo te doy”, en aportación personal es algo que va más allá de todo bien material.

Estamos hablando de emociones, de emociones positivas que favorecen nuestro crecimiento personal.

Vivimos en una sociedad llena de intereses personales e individualismos. Día a día somos más competitivos y más egoístas. Dominamos y somos posesivos con las personas que queremos por miedo a que se vaya de nuestro lado. A veces controlamos a nuestra pareja por miedo a perderla, se sobreprotegen a los hijos, dominamos a nuestros amigos por miedo a la soledad, por tener miedo a perder esa amistad que se ha forjado durante años.

Muchas veces somos conscientes que sobre nosotros pesa un sibilino egoísmo, del que somos conscientes y que sin embargo, soportamos. ¿Qué se puede hacer cuando me siento así? ¿Cómo debo de comportarme? Dale importancia a quien te de importancia.

APRENDER A CONSTRUIR RELACIONES POSITIVAS

Sabemos que no es tan fácil alejarnos de personas que para nosotros tenían un valor significativo pero para ellos no fue lo mismo. La vida real no es como las redes sociales que tienen la opción de “eliminar o borrar amigos”. Se trata de darle más o menos importancia a aquello que se lo merece.

A nuestro alrededor tendremos personas que querrán alejarnos del enriquecimiento, te las llenara de malestares, disgustos y quejas. Tendrás compañeros de trabajo que son pesimistas, derrotista y crítico. Esas personas no podremos borrarlos de nuestro día a día.

Se trata de darles la importancia que se merecen, NADA. Evita que sus palabras, sus actos y su actitud te afecten, siempre y cuando no sobrepasen los límites de tu integridad emocional o psíquica, si las cosas llegan a ese punto, la distancia sería lo más adecuado.

Personas que quieren apoderarse de tu estado de ánimo, que quieren pasarnos su negatividad, la mejor forma es no darles importancia, no darles poder sobre nosotros. Marca límites. Porque si permites que te afecten, acumularas un estrés físico y emocional muy peligroso.

“A pesar de que en muchas ocasiones no somos capaces de controlar de quien entra y quién sale de nuestras vidas, si tenemos la opción de decidir quién se queda en nuestros corazones”.

Si quieres conseguir la manera de que te importe quien te aporte, es construir relaciones positivas. Aquí te vamos a explicar cuáles son los principales pilares:

1- Haz apegos saludables

A menudo escuchamos decir que no nos apeguemos a las personas. Bien, la esencia está en saber diferenciar los apegos que causan sufrimientos y los que son saludables, quédate con esos apegos que te ayudan a crecer y a ser mejor cada día.

Los apegos deben ser basados en la confianza y no en la ansiedad, es vital que exista una madurez y un respeto mutuo entre ambos.

2- Afrontar problemas determinados

Hay personas que se acercan a ti supuestamente para ponerse en tu lugar y tratar de comprenderte, pero en realidad es para ver que tal más estas y para hundirte más de lo que estas. A esas personas hay que darle cero importancias, tenemos que marcar distancia y elegir bien quien quiere que este a tu lado.

Las personas nos equivocamos, erramos, y avanzamos para crecer personalmente. Todos aquellos que te quieren tal y como eres, con tus faltas, tus manías y grandezas, son personas que aportan luz a tu vida.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *