febrero 28, 2020 Por Admin 0

Perdónate a ti misma

Pídete perdón a ti mismo por haberte hecho tanto daño.

En la vida siempre tomaremos malas decisiones de las cuales nos arrepentiremos y desearíamos no haberlas hecho. Debemos de afrontar y seguir adelante y saber perdonarse a uno mismo, es la prueba más difícil, pero tenemos que hacerlo.

En el camino nos equivocaremos, ofenderemos, haremos sentir mal a alguien y le fallaremos a alguien. No obstante, de cada error que cometamos aprenderemos y seremos mejor que ayer y mucho mejor que antes. Por lo tanto, para avanzar tenemos que perdonarnos por lo que hicimos.

Perdonarse a sí mismo:

Somos humanos y nos equivocaremos

Siempre habrán momentos y situaciones que no sabremos controlar, donde vamos a errar, a fallar, fracasar y mentir todo es parte de lo que somos.

Si alguna vez te has preguntado ¿Cómo puedo perdonarme? Empieza a entender que nadie es perfecto y que todos nos equivocamos. Todos algún día nos equivocaremos, y tú no eres la excepción.

Aceptar tus errores

Se nos hace complicado aceptar que todo lo que paso fue por uno mismo. Que fuimos causante del desastre. No importa si somos los culpables o los causantes del hecho, si fue con intención o algo fortuito. Lo importante es que nos perdonemos y entendamos que todo sucede por algo.

Siéntate y analiza lo que sientes y piensas

Cuando nos sentimos culpables buscamos la forma de arrancar esa culpa y de hacernos entender que no somos los culpables. Tenemos un sentimiento de culpa que no somos capaces de aceptar.

Cuando nos sentamos así debemos de sentarnos y analizar cada sentimiento. Si estamos triste, lloremos. Si estamos enojado, expresemos nuestro enojo. Si estamos arrepentido, sentémonos a sentir. Si tenemos rencor, observemos lo que sentimos y como actuamos.

Siéntate a analizar todos esos sentimientos, no actúes solo quédate observándola, entendiendo cada sentimiento y aceptándola. no forcemos a liberarnos de ella. Eso crearía mas nervios de lo que ya tenemos.

Perdonarse a si mismo toma su tiempo, debes de aceptar cada error y darte cuenta de que todo en la vida es un proceso y que esto no se va de la noche a la mañana.