PERDONAR, SANA Y RESTAURA

El perdón está comprobado es la mejor medicina para el espíritu y la salud. A veces es tan difícil perdonar y a la vez tan necesario para vivir en armonía con uno mismo. Por lo general pensamos que perdonar es soportar repetidamente las malas acciones por parte de una persona.

El pendón no es permitir que esa persona siga con actitudes incorrectas, donde al pasar del tiempo esto genera sufrimiento y perdemos la dignidad y el valor como persona.

Toda acción siempre tiene consecuencias y debemos soportar el peso de ellas. El pendón no se trata de mirar a otro lado y aceptar repetidamente el daño que nos causó esa persona. El perdón  debe ser sincero y reconocer que esa persona se siente arrepentida por el daño que causo, Para que ambos podamos vivir en paz y pueda vivir sin mirar atrás.

Perdonar tiene que ver como eliminar todo sentimiento de venganza, odio, resentimiento o rencor. Al perdonar arrojamos todos esos sentimientos a la basura, y nos liberamos de ese mal vivir que nos enferma, donde todos eso resentimientos y tristeza que sentimos, nos impiden avanzar en nuestro desarrollo personal.

 

El verdadero perdón es una extraordinaria oportunidad para sanar nuestras heridas y continuar. Y si no eres capaz de perdonar, vivirás con tus enemigos, con tus heridas y con tu dolor.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove