ORACIÓN POR UN HIJO AMOROSO

Las primeras experiencias vividas, son aquella que marcan nuestro carácter y nuestro desarrollo emocional. Por tanto es muy importante que en nuestro roll de padre, debemos de infundirle al niño en sentimiento de amar a los demás y de repartir amor a todo lo que lo rodea, y sobre todo que conozcan del amor de Dios y como su amor cambia nuestras vidas.

En la etapa de la infancia, es muy importante vigilar el desarrollo de la capacidad de sentir y de amar del niño; Donde el crecimiento emocional de una persona, depende fundamentalmente de los primeros intercambios emocionales. Donde las primeras experiencias emocionales, son las semillas que determinan el carácter de tu hijo.

Como Padre, debemos de alimentar al niño de amor, y sobretodo que conozcan la palabra de Dios; Donde la palabra de Dios, llena su corazoncito de amor, y hace que los miedos y temores mueran de hambre.

Hoy te invitamos hacer esta oración, para que Dios te de la sabiduría para cosechar amor en su corazón, y que en el mañana tus hijos se conviertan en adultos que saben amar y repartir amor:

Bendito Padre Celestial, Tu que eres padre, y sabe lo que duele ver que tus hijos se aparten de Tu camino. Te pido que me des la sabiduría para alimentar de amor a mi hijo, ayúdame a levantar su autoestima y a construir en él, una personalidad cariñosa, amorosa y temerosa a la palabra de Dios.     

Siembra en su corazón la semilla de Tu amor, y que Tu amor florezca y los ayude a manejar los miedos y temores. Padre Celestial, dame las herramientas para que mi hijo no sea una persona rebelde, vanidosa, odiosa, etc. Ayúdame a criarlo de tal manera que donde exista algo malo, puedan ver lo bueno de ello.

Señor, ayúdame a saber cómo guiarlo, déjame ser fuerte por su amor, dame la sabiduría para disciplinarlo sin enojo o frustración; ayúdame a criarlo con amor y sobre todo tratarlo como tú me tratas a mí; aceptándolo como son, perdonando, guiando y aconsejando para que vallan siempre por el buen camino.

Dios, permite que lleguen a conocerte, rodéalo de amigos buenos qué le hablen de Ti. Pero sobretodo,  te pido qué te vea en el rostro del pobre, del enfermo y del solitario. Amén.

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *