Oración del día, sábado 22 de septiembre 2018

Hoy es un día para alabar a Dios y desde la mañana al levantarse pedirle que nos ayude a caminar en su luz, en su bendición y en su verdad. Vamos a hacer esta oración para darle gracias a Dios por un buen día.

Querido Señor, me presento ante Ti en este Jueves, colmado de alegría y esperanza a darte las gracias porque me permites el deleite de vivir un nuevo día cargado de bendiciones. Qué maravilloso es renovar las fuerzas  cada día y sentir tu presencia en mi vida. Señor, gracias porque en toda jornada tengo más y más razones para agradecerte

Señor eterno, Tú eres mi seguridad, mi fortaleza y es en Ti donde están todas mis ilusiones y mis ganas de marchar adelante. Ahora quiero colocar en tus manos mi trabajo, mis proyectos, mis ilusiones y toda mi existencia, porque solo Tú, querido Señor, sabes lo que es excelente para mí y confío en que me llevarás por caminos de afecto, triunfo y prosperidad.

Por favor ilumíname con tu encantadora luminosidad y lléname de vigor para salir adelante, permíteme ser pasivo, sumiso y escoger las mejores decisiones a partir de  la justicia y la bondad.

Por favor cierra mis oídos a todo chisme, colma mi espíritu de pensamientos de armonía que llenen mi vida de ilusión y líbrame de todos aquellos que pretendan hacerme mal.

Dios, en tus manos pongo mis ansiedades y mis preocupaciones, en tu conocimiento coloco mi senda y cada uno de mis objetivos y en tu amor coloco mi vida y la vida de mi familia. En esta semana obraré con afecto y fe y cada una de mis acciones será para agradarte y enaltecer tu nombre.

Y si por alguna razón tuviese que vivir algún momento de angustia o aprieto, ayúdame a admitir que en el camino de la fe hay luces y cruces, pero al final, quienes confían en Ti hallarán tranquilidad aun en medio de la más fuerte tempestad y que Tú constantemente escuchas y respondes a las súplicas de aquellos que se acercan a Ti con anhelo y esperanza.

Dios, Tú eres mi fortaleza de cada día y fuera de Ti no sé qué sería de mi vida, por favor jamás te alejes de mí, porque constantemente quiero dirigirme en tu presencia, Amén.

Haz esta súplica con complacencia y esperanza te permitirá acercarte a Dios para pedirle que te tome de la mano en esta nueva semana y te oriente por caminos de éxito, complacencia y amparo. Confía, Jehová te ama y constantemente escucha y contesta a tus oraciones.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *