ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO POR UN MILAGRO DE SANACIÓN

Vamos a hacer esta oración al Espíritu Santo para pedir un milagro de sanación, pídele a Dios que sane cualquier enfermedad tanto física como mental. Toma un minuto hacer esta oración.

Ven, Espíritu Santo, envuélveme en Tu poder, llena con Tu luz los corazones de tus fieles seguidores, enciende en ellos el fuego de Tu amor. Envía Señor, Tu Espíritu Santo, concédenos gustar de una buena salud.

Entra en mi vida y destruye toda tristeza, angustia, desesperación, ansiedad y todo dolor físico y mental.

Ven, Espíritu Santo, ilumina con Tu rayo de Luz los corazones tus fieles seguidores. Señor, el dolor de esta enfermedad me pesa y ya no tengo fuerzas, señor, infunde en mi Tu santo espíritu, sopla sobre mí Tu poder, y llévate esta depresión que me consume por dentro, aleja de mi todo espíritu de enfermedad, de agobio, de cansancio.

Oh Espíritu Santo, ilumina con Tu rayo de Luz los corazones tus fieles seguidores,  ilumina el alma de los corazones de los que confiamos en Ti. Dame la fortaleza de Tu Santo Espíritu, y hazme salir de esta enfermedad

Señor bendíceme, sáname, señor, tú que has sanado a los leprosos, al os paralíticos, a los ciegos, sáname, por eso yo te digo ¡Jesús hijo de David ten piedad de mí e ilumina con Tu Santo Espíritu!

Sopla sobre mí, la fortaleza de tu Espíritu Santo, para así vencer toda dificultad, porque con Tu poderosa Presencia en mí, puedo sentir la fuerza sanadora de tu Cruz, que tengo la confianza en que has entregado tu vida en ella para sanarme y convertirme en valiente colaborador de tu Reino.

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO. (REPETIRLO 3 VECES Y ESCRIBE TU NOMBRE)

El Espíritu de Dios está en este lugar, El Espíritu de Dios se mueve en este lugar, El Espíritu de Dios está aquí para consolarme, El Espíritu de Dios está aquí para liberarme de toda enfermedad, El Espíritu de Dios está aquí para guiarme, El Espíritu de Dios se mueve mí. Amen.

Si haces esta oración con Fe, puedes tener la certeza que Dios te escucha y que siempre está a tu lado. Deposita todas tus cargas en Él, porque Él es todopoderoso y nunca te abandonará en los momentos de dificultad, sigue adelante con gozo y entusiasmo, pues Dios ha destinado grandes cosas para bendecir tu vida.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *