marzo 18, 2020 Por Admin 0

NOCHE, DANO PAZ Y TRANQUILIDAD

Señor todopoderoso, gracias te doy por permitirme estar en mi hogar y por estar sano. Quiero agradecerte porque en estos días me has mantenido alejado de toda enfermedad y virus que exista en el aire.

Te pido que me cuides y protejas a cada miembro de mi familia, que seas Tú guardándonos y protegiéndonos de todo. En este momento de dificultad que estamos viviendo te pedimos que no nos desampares, que no perdamos la fe y que vivamos cada día con alegría y más unido que nunca.

Que todas estas pruebas que pones en el camino sea de aprendizaje, que aprendamos a querernos unos a los otros, que cuidemos más de las pequeñas cosas que tenemos alrededor. Demos gracias porque hoy tenemos salud y también nuestra familia.

Por más difícil que sea la prueba sé que saldremos adelante, porque somos un pueblo agradecido y bendecido por ti, mi Señor.

Acércate más a tus seres queridos

En estos días de encierro, manténganse unidos, ámense unos a los otros, jueguen a las cartas, un juego de mesa o algún entretenimiento que no hacían desde hace tiempo. Hoy el Señor nos dio esta prueba para que nos conociéramos y nos amaramos más de lo que lo hacíamos antes.

Aprendamos a aprovechar cada cosa que hay en el mundo, apreciemos más nuestra tierra, disfrutemos del aire, del sol, del cielo, de sus nubes y de todo lo que nos rodea.

Siéntete agradecido porque nuestro Señor está cada vez más cerca de nosotros. Sé que todos reflexionaremos y apreciaremos más las cosas que nos da la vida porque hoy estamos y mañana no sabemos.