marzo 2, 2020 Por Admin 0

las 3 etapas que tenemos que aprender a disfrutar

Los seres humanos nos enfocamos tanto en tenerlo todo para comenzar hacer feliz. Pero no nos damos cuenta que existe algo llamado “tiempo” que no se sienta esperar que lo tengas todo, para empezar a recorrer y seguir moviendo las manecillas del reloj.

“el tiempo no se detiene, siempre sigue su curso y no se sienta a esperar a nadie”. Nosotros, somos lo que decidimos si en el medio de ese transcurso queremos pasar tiempo siendo feliz, o esperando tenerlo todo para comenzar a ser feliz.

la 3 etapas de la vida reflexión

Lo que sé convierten en esclavo del tiempo, definen su vida en 3 etapas, que son:

“Jóvenes: Tienen todo el tiempo y la energía, pero no el dinero”.

Una de la etapa más bella es la juventud, pues es la etapa donde el ser humano crece y se desarrolla. La juventud es el paraíso de la vida, es donde nos descubrimos a nosotros mismo, y nos empezamos a conocer. Entonces, porque pasar el tiempo poniéndonos etiquetas, y esperando tener dinero para empezar a ser feliz. Recuerda que uno de los mayores riegos de la juventud, es no arriesgarse a nada.

“Adultos: Tienen dinero y energía, pero no tienen el tiempo”.

Cuando somos adultos comenzamos asumir ciertas responsabilidades, comenzamos a pagar las cuentas, algunos tenemos familia, etc. He cierto que no debemos dejar de trabajar, que tenemos el compromiso de triunfar y sacar nuestra familia adelante; pero también tenemos el deber de sacar tiempo para ser feliz.

Sé que esta etapa suele ser un poco dura, con tantos compromisos… pero regálate un respiro. Hazlo por ti y por aquellos que te quieren. Saca tiempo para hacer lo que te gusta, para compartir con tu familia y con tus amigos.

“Ancianos: Tienen dinero y el tiempo, pero no tienen la energía”.

Llegar a viejo y vivir con el remordimiento de lo que NO hiciste cuando eras joven, es uno de los peores castigos que se vive en esa etapa. Dejemos de perder el tiempo atormentándonos por lo que ya paso, y preocupémonos en vivir lo que nos falta por vivir. Recuerda que la juventud no es un estado físico, sino un estado mental. Si tienes ganas de vivir, tú puedes hacer todo lo que te propongas.

En conclusión:

Disfruta de la vida con todo lo que tengas en el momento, porque es casi imposible tenerlo todo al mismo tiempo. No tengas ese pensamiento erróneo que la juventud sin dinero es un disparate, que ser adulto es una lucha, y que ser anciano es tener fecha de caducidad de vida.

Aquel que deja todo para después no entiende lo efímera que es la vida, y no entiende que la vida es un regalo y hay que disfrutar cada etapa, cada segundo y cada momento.