LA OBEDIENCIA EN LOS NIÑOS

¿Qué es la obediencia?

La obediencia es el valor que nos enseña a cumplir con responsabilidad a hacer los que nos dicen y a escuchar con atención. Obedecer es cumplir con aquellas indicaciones que nos dan nuestros padres, algún familiar u otra persona que significa mucho para uno. La obediencia bien enseñada forma parte de la disciplina y fortalece el vínculo con aquellas personas a quienes se obedece.

Desde que somos pequeños nos enseñan a obedecer por lo cual es bueno porque nos enseñar a ser disciplinado. Gracias a que nos enseñan a obedecer desde pequeños nos enseñan a tener límites e indicaciones que nos sirvan como guía.

El Reto de los hijos a los padres

Usted y su hijo siempre tienes diferentes ideas, tienen desigualdades de opiniones y sienten que siempre terminan peleando y su hijo siempre parece ganar.

  • Cuando lo mandas a hacer algo y no lo hace por rebelde, te ignora.
  • Cuando le dices que no haga algo que quiere hacer, y hace un berrinche.

¿Es todo esto una fase? Te preguntas. ¿Debería esperar que él salga de eso?

Nunca es tarde para enseñar a tu hijo a ser obediente. Pero antes de discutir cómo, considera una posible razón por la cual se comparta así.

¿Por qué Sucede?

Cuando tu hijo recién tiene unos meses de nacido, la función principal de los padres es atenderlo y cuidarlo. Los padres siempre estarán a las órdenes de su hijo, de cumplir sus necesidades. Sin embargo, después de meses, los niños se comportan como si fueran dueños de la casas y tienen a los padres como si fueran sus sirvientes.

Una vez los niños van creciendo, se dan cuenta que su poder autocrático se ha desmoronado. Los padres ya no siguen las órdenes de cuando eran más pequeños, ellos esperan los padres sigan obedeciéndolo, lo cual esto se niegan y los niños responden haciendo berrinches.

¿Qué puedes hacer?

Toma la iniciativa. Su hijo no aceptara el papel de líder a menos que lo vea a usted tomando la iniciativa. Este necesita ver su autoridad.

Se claro. Da instrucciones claras en forma de declaraciones.

Ser decisivo/a. Deja que tú ´Sí´ signifique sí y tú ´No´ que sea no. No Discuta sin cesar por qué tomó una decisión. Sera mucho más fácil para su hijo y para usted con la decisión que tomó.

Se amoroso. Es algo que fue dado por nuestro Padre celestial. La mejor disciplina para su hijo es enseñarle a obedecer y esto lo ayudara a sentirse seguro en su amor.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *