la importancia de ser leal

No se trata de quien es bueno en tu cara, sino de quién es leal a tus espaldas.

Sabes que una persona es leal, cuando esta te es honesta todo el tiempo. Ser leal es respetar al otro, ahí donde no caben dudas, las mentiras o las actitudes interesadas.

Las personas leales son por encima de todo, respetuosas con sus propios principios. Es de ahí donde nace la lealtad.

No todas las personas son leales a ti, son leales cuando les conviene, cuando tienes o representas algo, y cuando sus necesidades cambian la lealtad inmediatamente se pierde.

Si tratas con amor tendrás lealtad

Una personas que es capaz de tratarse a sí mismo y tratar a los demás con respeto y cariño, tiene la oportunidad de ser leal a los suyos.

Sabemos que en muchas ocasiones que quien ofrece amor no siempre recibe, quien trata con respeto no siempre recibe respeto. Una persona leal siempre perdonara tus errores, será tu cómplice, confiara en ti hasta que se demuestre lo contrario.

Recuerda por encima de todo que el amor es sinónimo de lealtad. No traiciones a esa persona que tanto confía en ti y te quiere. Si no amas, no crees falsas ilusiones ni aun menos exijas lealtad.

Nunca confíes en alguien que habla mal a las espaldas de sus amigos, así como lo hace con ellos lo puede hacer contigo.

Hay 3 cosas en la vida que no están a la venta que son: La amistad, la confianza y la lealtad.

Se leal a aquellos que lo son contigo, con aquellos que jamás te han hecho dudar de su lealtad y fidelidad.

No es extraño que dentro de nuestro círculo de amigos haya alguien que no sea leal. Hay personas que consideramos amigos, pero con el pasar del tiempo muestran su verdadero lado oscuro.

La lealtad se basa en el respeto, y el respeto es fruto de amor.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *