marzo 9, 2020 Por Admin 0

LA DE AL LADO NO ES MI COMPETENCIA, ES MI COMPAÑERA Y JUNTAS SOMOS MÁS FUERTE

La de al lado es mi compañera, no mi competencia. No nos ofendamos entre nosotros, digamos nuestras virtudes y defectos para mejorarlos. No nos burlemos, acompañémonos y cuidémonos. No nos juzguemos, tengamos más empatía y pongámonos siempre en los zapatos de la otra. No iniciemos rumores de la otra sin saber el verdadero motivo y el porqué. No nos humillemos ni nos excluyamos.

El cambio comienza apoyándonos entre nosotras. Mujeres, si estamos unidas seremos más fuertes, seremos imparables. Solo así podremos lograr el cambio que tanto anhelamos, necesitamos estar sólidas y apoyándonos entre sí.

No compitamos entre nosotras en lo físico diciendo: “Yo soy más linda” “Tengo atributos más grande a los tuyos” “Mi nariz es perfecta”. Sé que hay trabajos donde nos exigen competitividad, sin embargo, este caso es diferente ya que nos seleccionaron para que generemos esfuerzos, nos superemos y nos dediquemos 100% al trabajo. Pero eso no significa que debamos de humillar las debilidades de la otra.

¿Por qué competimos entre nosotras?

Competimos entre sí, nos restamos autoridad y nos debilitamos unas a otras para sentirnos más grande. Hay muchas mujeres que reconocen el valor de la otra y el talento que tienen cada una y en la mayoría de los casos trabajan juntas.

En la mayoría de los casos muchas mujeres sienten que tienen que protegerse de las otras, lo que lo hace un poco agotador. Las chicas pasaban de ser amigas a enemigas, comenzaban a criticarte, a hablar mal a tus espaldas y a criticar tus defectos o debilidades.

Muchas veces perdemos la confianza entre nosotras ya que no confiamos en ninguna a la otra.

Tengamos más sororidad

Si entre nosotras tenemos más sororidad, tendremos más apoyo social, emocional y ético entre nosotras.

La sororidad es saber que aunque tengamos actitudes, comportamiento y reaccionamos diferentes, todas somos iguales.

La sororidad es alegrarse por el triunfo de la otra. Alegrarse por cada logro que obtiene la otra.

La sororidad es hacer crecer y ayudar a la otra a cumplir sus metas. Ya sea diferente, igual, parecida o mejor que tú. Ayuda al prójimo y recibirás cosas buenas.

La sororidad no se basa en criticar a la de al lado, en criticar que no es como tú, que no lo hace como tú, que no piensa como tú y no actúa como tú. No viste y no ama como lo haces tú.

Sororidad es saber que cuando nos apoyamos, salimos hacia adelante entre todas. Que si subimos un escalón, todas avanzamos juntas.

Sororidad es tener solidaridad con todo el mundo. Es estar bien con los demás y contigo.

No envidiemos, ni ofendamos o critiquemos a la otra. Si no nos gusta lo que hace la de al lado, no lo hagamos. Si no nos gusta como viste, no nos vistamos igual. Si no nos gusta su carrera o su trabajo, no estudiemos eso o trabajemos en eso.

Sororidad es ser otra tú, tener un cambio. Como se dijo anteriormente. Antes prejuzgaba de manera fácil. Ahora lucho para no juzgar y criticar a la de al lado. Intento ponerme en el zapato o la piel de la otra persona.  Trato de crear un mundo mejor.