febrero 24, 2020 Por Admin 0

Hoy lloramos en silencio

Cuando éramos niños, llorábamos muy alto para llamar la atención. Hoy lloramos muy bajito para no tener que explicar la razón.

Así como llorábamos en voz alta de niño y al rato olvidamos la tristeza y nos poníamos a jugar. Así de adulto debes de ser, llorar y olvidar todo lo que te paso y seguir hacia adelante.

La tristeza es el sentimiento mas básico, es el primer sentimiento que sentimos. Es una sensación que apaga toda la luz que tenemos por dentro.

Llorar es buena para curar las penas

Así como reímos con locura y a todo volumen, así como disfrutamos al máximo de la felicidad, también debemos de llorar con libertad. Ocultar tu tristeza y tus llantos no te llevaran a nada. Y si lo haces, levántate y sigue hacia adelante.

No guardes en tu corazón las lagrimas que te hacen sentir frustrada. déjala caer, que corra por tu rostro y que se las lleve el viento, aunque sueno un poco poético, así debe de ser.

Llorar nos hace bien, es bueno para nuestra salud ya que liberamos todas nuestras penas.

¿Por qué es bueno llorar?

 Llorar tiene muchos beneficios nos permite desahogarnos, nos libera del estrés y de frustraciones.

Nos permite liberar tensiones, estimula nuestros vínculos, nos ayuda a expresarnos y a que los demás vean nuestra vulnerabilidad. Nos permite aumentar empatía con los demás.

Las lagrimas permiten a que se limpien nuestros ojos y mantienen una visión saludable. Mejora nuestra salud física y mental.

Olvidemos como los niños.

Aunque llorar a veces puede traer beneficios, no estés triste, sonríeles a las adversidades de la vida y sigue siempre hacia adelante. Dedica tiempo en sonreír y no en llorar.

En definitiva, el llanto nos libera, nos desestresa, nos relaja y nos afloja, pero también sonreír nos da todo eso y más. Las dos cosas son buenas para la salud.

SOLO SONRÍE Y NO LLORES POR LO QUE TE HAYA PASADO, SONRÍE PORQUE SUCEDIÓ.