EVANGELIO DEL DÍA DE HOY SÁBADO

Evangelio según San Lucas 5,12-16.

En una de las ciudades donde Jesús llevaba la palabra de Dios, un hombre desesperado suplica a Jesús, que por favor lo libre de la enfermedad de la lepra y que purifique su cuerpo, donde esta enfermedad lo cubría completamente. Jesús a ver a ese hombre desesperado, aclamando un milagro del Hijo del Dios Padre; Él extendió su mano y lo tocó, diciendo las siguientes palabras: Lo quiero, queda purificado. Y al instante la lepra desapareció.

El hombre feliz, y muy agradecido con Jesús, dijo que exaltará a los cuatros vientos el milagro que Jesús había hecho en él. Pero Jesús le ordenó que guardara silencio, pero que si quería agradecerle, debía de presentarse dónde el sacerdote y entregar su purificación, a la ofrenda que ordenó Moisés, para que les sirva de testimonio.

El poder de Dios se extendió por todo el mundo, y cada vez más acudían grande multitudes en busca de un milagro del Hijo de Dios.

ORACIÓN PARA QUE DIOS NOS CURE DE UNA ENFERMEDAD

¡Señor Jesús! Aquel a quien amas (pronuncia tu nombre o el de la persona que necesita un milagro de sanidad) está enfermo. Y vengo ante Ti, porque Tú lo puedes todo. Te pido humildemente que me devuelva la salud y te apiades de mí, al igual que aquel hombre cubierto de lepra que imploraba un milagro de sanidad.

Señor Jesús, te pido por la sanidad de las personas que en estos momentos están pasando por la etapa de una enfermedad. Te ruego que extienda tu mano y lo toque, y escuchen tu palabra: “Lo quiero, queda purificado”.

Sánalo mi Señor, y que todo ese mal desaparezca de su cuerpo. Dale la paz que tanto anhela de ti mi Dios. Sé que me escuchas y desde hoy afirmó que él está libre de toda enfermedad, porque tú eres grande y poderoso, y mi fe esta puesta en Ti mi Dios. Amen.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *