abril 15, 2020 Por Admin 0

En este día que NADA nos falte

Señor, no sé qué me espera en este nuevo día. Pero pongo todo en tus manos y que seas tú guardándome y cuidando a cada miembro de mi familia. Con tu amor y tu bendición te pedimos que nunca nos falte salud y comida en nuestro hogar.

Hoy nos espera un día lleno de bendiciones

Protégenos de todo mal que quiera entrar a mi hogar. En el nombre de tu hijo declaro que nada malo le pasara a ningún familiar. Cubre mi hogar de todo mal que quiera entrar, sella las puertas y las paredes de este hogar.

Amado Dios, creo y confió en ti. Sé que estarás todos los días de mi vida, librándome de todo mal. Confió en que me darás paz y tranquilidad en medio de todo este caos.

Agradezco cada día de mi vida, por permitirme ver tu luz una vez más, por permitirme llegar sano y salvo a esta edad. Aunque el camino haya o sea difícil seré fuerte porque tu estas a mi lado.

Cuando toda esta tormenta pase, los caminos se amansaran y agradeceremos por el hecho de solo vivir. Nos sentiremos dichosos de respirar y de levantarnos cada día con salud.

Como buenos hijos acatamos tus órdenes y obedecemos. Cuídanos y sé nuestro guía ante toda decisión que tomemos. 

Gracias mi Señor por tu infinita misericordia, espero salir bien de todo esto que me atormenta. Pongo todo en tus manos para que me guardes y protejas a los míos. Padre amado eres un Dios misericordioso y te pido que seas tú dándonos aliento y fuerzas para vivir el día a día.

Gracias mi Dios por acordarte de mí, por permitirme abrir los ojos otro día más. Hoy como todos los días mantente presente en las buenas y en las malas. Nunca me dejes solo mi Señor. Pongo todo mi amor en ti mi Señor, hoy me uno con mi familia para adorarte y alabarte de corazón. Gracias por TODO.