EL VALOR DE ENSEÑAR A LOS NIÑOS A DECIR GRACIAS, POR FAVOR O BUENOS DÍAS

Enseñar o transmitir a los niños la importancia de decir gracias, de pedir un favor, de decir buenos días, buenas tardes, buenas noches o perdón, va más allá de un simple acto de cortesía. Estamos educando a los niños, estamos invirtiendo en emociones, en valores sociales y enseñándole a ser reciproco.

Si queremos una sociedad llena de valores y que exista el respeto mutuo, debemos de invertir tiempo en enseñarle a los niños esas pequeñas costumbres sociales. El civismo y la consideración deben de marcar la diferencia.

Al fin y al cabo la convivencia se basa en la armonía, influenciemos a los niños a ser educados desde una edad temprana.

“Soy de la generación de decir gracias, de pedir perdón, de por favor y del buenos días, de la misma que no duda en decir LO SIENTO cuando es necesario. Cualidades que sin duda algunas trato de transmitir a mis hijos, porque educar con respeto es educar con amor”.

Un niño podemos educarlo desde edades muy tempranas. Ellos tienen una gran sensibilidad para captar, un bebé es tremendamente receptivo a cualquier estimulo.

Dar las gracias, un arma de poder en el cerebro

Un niño genéticamente puede conectarse con los demás. Es algo mágico e increíble. Incluso bañarlos, alimentarlos o vestirlos prefiguran en un sentido u otro la manera en que estos niños se van a comportar.

A los niños también debemos de tratarlo con respeto y así desde una temprana edad ir acostumbrándolo a escuchar la palabra GRACIAS, para ir acostumbrándolo poco a poco.

Es probable que un niño de 3 años no entienda el valor que su padre y madre hacen para enseñarle a decir gracias, por favor o buenos días. Todo esto crea en ello una personalidad honesta y llena de valores.

La reciprocidad, un valor social de peso

Por eso debemos de tratar a los demás como quisiera que nos traten, respetar a los demás es también respetarse a uno mismo.

A medida que estos vayan creciendo van a entender la importancia de la amistad, a disfrutar de la colaboración, van a saber la importancia de ser reciproco y decir gracias y por favor.

Sin duda alguna si queremos que nuestros hijos sean maravillosos y educados debemos tener muy presente que debemos de mejorar como persona. Debemos ser el mejor ejemplo para nuestros hijos.

¿De qué manera vamos inculcando a nuestros hijos o niños esas normas de respeto, cortesía y convivencia?

Cuando llegues a un sitio saluda, di buenos días o buenas noches.

Cuando te vayar a ir de un sitio. Di a adiós.

¿Te han realizado un favor? Da las gracias por dicho gesto

Cuando te hablen responde y se educado con tus palabras.

Si te has equivocado o has cometido un error, discúlpate.

Sigue estos consejos que, sin lugar a dudas, te serán de gran ayuda en el día a día.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *