El Envidioso No Progresa

Te has dado cuenta que las personas envidiosas y chismosas, son como los grillos… Hacen mucho ruido de lejos, pero cuando te acercas se quedan calladitas. 

Las Personas envidiosa cuando alguien se les acerca se quedan calladas porque saben que nadie les soporta, porque lo único que les alegra es la infelicidad ajena. Y las personas chismosa solo habla cuando no esta delante del otro, porque sabe que esa persona no se puede defender. Porque el chismoso es cobarde y delante de la persona no tiene cara para atrveser abrir la boca, pues son personas sin valores, ni principios

La personas envidiosa habla y habla  y critica sin ponerse a pensar que se estan criticando ella misma. La envidia destruye y es el sentimiento más feo que pueda tener un ser humano.

Decia mi abuela: “Viaja y no le digas a nadie. Vive una verdadera historia de amor, y no lo digas a nadie. Vive feliz y no lo digas a nadie. La gente con su envidia, arruina las cosas hermosas.”

¿Qué le molesta al envidioso?

Sabías que no es tu dinero, tu carro, ni las cosas materiales que posees, que provoca la envidia del envidioso. Porque puede ser que la persona que te envidia tenga mucho más de lo que tú tienes.

El envidioso le desea el mal al otro, es porque desea la felicidad que tú tienes, desea tu esencia, desea sentir lo agradecida que te siente, con lo que nuestro Señor te ha dado.

El envidioso, no tolera ver tu éxito, el envidioso no desea verte feliz, el envidioso le molesta que a pesar que él tenga mucha más riqueza que tú, él no es feliz, así como tú lo eres con las pequeñas cosas que posees.

Las personas que viven con este mal, le molesta ver como tú te manejas con valores en la vida. Pues tú forma de ver el mundo lleno de amor, son las pequeñas cosas que te hacen brillar y que el envidioso nunca podrá apagar. Él anhela la forma en que miras al mundo, el desea tener esa paz interior que Tu posees.

Él envidioso nunca podrá apagar tu luz, pues tú brilla por luz propia y él hasta que el envidioso deje de vivir la vida del otro, jamás encontrara el interruptor de la felicidad.

Él que te envidia desea vivir tu vida, desea copiar lo que tú haces, incluso critican todo lo que haces, lo que comes o que ropa te pones. Pero siéntete feliz y no deje que su envidia te afecte, pues él desea todo lo que tú tienes, pero jamás podrá copiarte, porque tú aprendiste a valorar la vida y hacer agradecida con todo lo que tienes.

Cuando alguien te envidie, te aconsejo darle un beso y un abrazo, pues es la persona que más pendiente viven de ti. Si aceptaste al Señor en tu corazón, no le guarde récor a esa persona que te envidia, al contrario demuéstrale con afecto y amor lo feliz que es vivir sin ese sentimiento de dolor. Recuerda que son personas que viven con un vacío en su corazón, y necesita mucho cariño para salir de ese mal vivir.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *