febrero 13, 2020 Por Admin 2

El don de perdonar

Lo que no dejas ir, lo cargas. Lo que cargas, te pesa. Y lo que te pesa, te hunde. Practica el arte de: Soltar, perdonar y dejar ir.

aprender a perdonar

Muchos de nosotros luchamos incansablemente por algo o por alguien que no tiene solución, muchos dirían que abandonar el reto es un acto de debilidad. Pero lo cierto es, que abandonar o dejar ir lo que no te conviene no es un acto de debilidad, es un acto de valentía e inteligencia. Pues para que seguir gastando energía en algo que nunca se va a resolver. Pongamos nuestros esfuerzo y concentración en lo verdaderamente está en nuestras manos.

Es una gran virtud conocer nuestras capacidades y limitaciones. Donde dejar ir, todo aquello que no nos hace bien, para tener un mañana mucho mejor es de sabio. A lo largo de la vida nos hemos desprendido de muchas cosas que al final no nos convenía, pues nos traía más daño que felicidad. Cuando aprendemos a diferenciar lo que nos hace bien y retener lo bueno, es ahí cuando empezamos a madurar como persona.

Guardar rencor a alguien o a algo, o a nosotros mismo, es una acción de poco valor que puede sentir el ser humano. Cargar con el remordimiento de que una persona nos falló, es gastar mucha energía en algo que no nos beneficia, sino que nos hunde a un abismo profundo.

Así que aprende a liberarte, avanza por la vida sin remordimiento, sonríe a la vida y disfruta de lo vivido como aquel que disfruta de un tesoro preciado.

Es difícil en algunas ocasiones perdonar a alguien, que en un momento confiabas mucho en él y traiciono tú confianza. Pero déjame decirte que para llevar una vida en paz y en armonía contigo misma, debes dejar libre todo pensamiento de dolor, sufrimiento y rencor, y darle paso al amor y a la esperanza.

Perdonar es librarte de todo aquello que nos hace daño, pero perdonar no significa que necesariamente vuelvas a confiar en esa persona.  Cuando perdonas a una persona, es decirle que el dolor que me causaste, ya lo olvidé, pero el voto de confianza que deposite en él, fue destruido.

Aprende a dejar lo que te pesa para que tengas felicidad

El peor error que puede cometer una persona que quiere construir un futuro estable es aferrarse al pasado. No te atormentes por los pasos en falso que has cometido, pon tu cabeza en alto y camina sin remordimiento hacia delante. Suelta todo aquello que no aporta a un futuro brillante, no te esclavices con pensamientos oscuro y dale rienda suelta a los pensamientos positivos que alimentan el alma y el corazón.

Recuerda que “El pasado no se puede borrar, ni cambiar, ni mucho menos olvidar. Pero si podemos aceptar lo que hicimos y superar cada error.”

Vive la vida, prueba, toca, inicia de nuevo, arriésgate, cáete, levántate, pero nunca dejes de avanzar.

Aprende de tus errores, de las lecciones que nos da la vida. Al final de cuentas tenemos que ver lo positivo de todo, pues al final cada tropiezo nos enseña una lección de vida. Todo aquello que te hizo daño tendrá sentido y te darás cuenta que eso que alguna vez fue una carga te definirá y mañana será la puerta que te traerá cosas muchos mejores, porque recuerda… TODO OCURRE POR ALGUNA RAZÓN.