Dios te dice hoy: un mensaje de esperanza

Dios todos los días, te muestra qué tan bella es la vida, el que siempre actúa de manera cautelosa y silenciosa para sorprenderte, atrayendo esperanza y alegría a tu vida. Hoy él quiere hablarte y darle palabra de vida y de Fortaleza para que no se aflige tu fe.   

Dios te dice hoy:

Sé que estás pasando momentos muy difíciles en tu vida, las preocupaciones, la soledad, y los afanes del día a día,  atormenta tu paz y afligen tu fe. Pero hoy quiero sembrar palabras de aliento en tu corazón, renovar tus esperanzas y fortalecer tu fe. Te pido, que descargue en mi tus inquietudes y preocupaciones, y permíteme llenar de paz y serenidad tu alma. Regocíjate en mí y permíteme que te colme de alegría y bendiciones tu vida.

Yo te he traído hasta este lugar, y si yo te traje no habrá enemigo que te saqué de aquí, nadie te podrá robar la bendición que he destinado para ti y el que conspire contra ti, primero tiene que enfrentarse a mí. Yo soy el que te provee, yo soy el que te libera de tus angustias, yo soy el que sana, yo soy el que te ayuda, yo soy la puerta a la solución de tus problemas, yo soy el que nunca te abandonara en los momentos de dolor.

Confía siempre en mí y déjame estar completamente a cargo de todo lo que te aflige, recuerda que yo la recibo con amor y que para cada problema yo te proporciono la solución. Confíame tus necesidades, que Yo te proveeré lo que necesitas, solo te pido que confíes en mí, que Yo proporcionare las herramientas y las respuestas a tus problemas.

Te pido, que siempre creas en mi poder, porque bienaventurados son aquellos que creen, si aún a ver visto. Permíteme crear en tu vida, un caudal de amor, de prosperidad y de esperanza. Déjame ser tu consuelo y guiarte por camino de Justicia y verdad.

Déjame reemplazar la tristeza por alegría, permíteme que mi Espíritu te envuelva y que tus arrugas se conviertan en felicidad, quiero purificar todo rastro de angustia y tristezas, y que mi luz te guíes por senderos de amor.

Así que no sufras más, y déjame entrar en tu vida, Yo seré Tú apoyo cuando te sientas afligida, seré Tú abrigo cuando sientas frío, seré Tú compañía cuando te sienta sola. Recuerda que te amo y que eres mi más bella creación.

Haz esta oración con fe y esperanza. Inclinémonos en adoración, arrodillémonos ante el Señor nuestro hacedor. Él es nuestro Salvador y Protector. Vamos a agradecerle por darnos el pan de cada día y demostrarnos cuanto nos ama. Orar, es la mejor manera de acercarse a Dios.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *