Aquí estoy de rodillas Mi Señor

Mi amado Señor, en estos momentos de tempestad te pido fuerza y que no me abandones. Padre, dame fuerzas para estar de pie y no caerme, líbrame de toda pestilencia que ande en la oscuridad y cuida a mi familia para que nada le pueda pasar.

Cúbrenos con tu manto celestial y provéenos salud ante la enfermedad, para así soportar con firmeza todas las adversidades que habrán de llegar mientras se acerca tu llegada.

Señor, aunque este año entro con muchas dificultades, no he perdido la fe en Ti. Solo te pido, que nos de la fuerza que necesitamos para superar estas pruebas difíciles que estamos pasando.

Aquí estoy de rodillas, batallando contra toda peste que me quiera alcanzar. Tu mi Señor, me resguardas y bajo tu dulce morada nada me podrá lastimar o dañar. Gracias Padre, por darme fuerzas, a pesar de como humana diga que ya no puedo. Tan grande es tu poder que no me dejas caer. Grade y asaltado seas señor. Que se haga tu voluntad. Ayúdame a tener paciencia y aumenta mi fe.

Te pido Señor, que nunca desmaye ante la adversidad, dame la energía para alcanzar mis objetivos este año, tanto en salud y felicidad. Gracias por tu generosidad que a diario tienes para cada uno de nosotros. Mi Señor, donde nos extiendes la mano para que no caigamos en el camino equivocado y nos das la fuerza y salud para que no claudiquemos en las tareas diarias. Gracias una y mil veces, hoy, mañana y siempre por lo que haces por nosotros. Te amo mi adorado Señor.

La Fe y la creencia en nuestro Creador. Es el motor de nuestra perseverancia. Y si lees en las Sagradas Escrituras al Profeta de la Piedad se entenderán cosas de la vida.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *