El antídoto de la pobreza no es el dinero, es la educación

Para salir de la pobreza, primero hay que salir de la ignorancia.

Cuando nos referimos a este término, no hablamos de estudios académicos y menos de finanzas, se habla de tener consciencia de nuestro existir. Lo cual se puede lograr al culturizarnos, propiciando nuestro amplio pensar, analizar y sentir para crear valores, virtudes y que nos lleven a una vida plena.

La cultura general y bien atendida nos permite saber nuestros derechos y los de los demás, nos permea humanamente, se propicia las actitudes éticas, generosas, empáticas y siempre pensantes. No es la riqueza en negocios los que nos puede sacar de la pobreza, un ser pensante actúa con consciencia y respeto y buscará su bien y el de otros, incluida la preparación académica o el mejoramiento de su persona en muchos aspectos, pero siempre como una consecuencia de sentir su experiencia de vida “que es importante en todo momento”, no cuando haga dinero o haga una maestría o tenga hijos, un auto nuevo o lo que consideren un éxito, “un hombre consciente”, siempre será un hombre rico y feliz, haga lo que haga y viva como viva.

El dinero cuando llega a las manos de persona superficial, desaparece como un dulce en las manos de un niño.

Cuando hablamos de educación e instrucción, no es el mismo. Instrucción tiene que ver con los conocimientos, en cambio el concepto de educación es la forma en que podemos lograr el éxito en el desarrollo de los sentimientos, convicciones, voluntad y el carácter. De hecho, la palabra educar significa “sacar lo mejor que hay en el ser humano.” Educar no es añadir conocimientos, sino desarrollar experiencia.

Es por tal razón que decimos, que una persona educada no pueda ser pobre. Porque existen muchos casos de personas con grandes conocimientos “instruida”, pero no son educada. Y por supuesto, tener buenos modales, no quiere decir que sea de todo educado. Pues existen personas con buenos modales y son financieramente pobres.

La pobreza es una enfermedad que se puede curar con educación. Si usted se educa, usted puede cambiar su estilo de vida, y todo lo que anhele lo podrá alcanzar, porque está en un ambiente de prosperidad, y crea prosperidad.

El famoso libro de Robert Kiyosaki, Padre Rico Padre Pobre, algunos de sus lectores han podido alcanzar el éxito, pero otros no han logrado nada. El libro que ambos leen es el mismo, la diferencia radica en el lector, el lector que se enfoca en sacar y dar lo mejor de él atrae el éxito. Con un cambio de Actitud vamos a Rechazar el conformismo y la mediocridad, que son los que nos someten a la Pobreza.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *