Ama a tu madre, ella no es eterna

Ama a tu madre ahora que la tienes en vida. Ella no es eterna, aprovecha cada minuto con ella.

Una madre no es cualquier cosa, es una mujer especial. Es algo que no se puede dejar para después. Una mamá es especial, única, hermosa y digna de admirar.

Valora a tu madre fue quien te dio la vida, quien te cargo por primera vez y te tuvo en sus brazos para protegerte. No esperes un día comercial o una fecha importante para hacerla feliz, hazlo siempre porque ellas se merecen eso y mucho más.

Mamá:

Para mi eres tan necesaria como el aire que respiro, me puede faltar dinero, amigos y cosas materiales pero tú nunca me faltaras. Mami, eres una mujer linda, encantadora, luchadora, trabajadora, fiel y comprensiva, siempre estas pendiente de como estoy y de si he comido.

Uno de los errores más grande es creer que siempre te tendré a mi lado y que no debo de valorarte como te lo mereces.

Aprovechare cada minuto contigo. ¡Cuántas personas me envidian y desean estar en mi lugar, cuanto ellos desearían poder darle la mano a su madre o poder abrazarla, cuanto no darían por volver a escuchar la voz de su madre y decirles cuanto la aman!  Pero ya es muy tarde para ellos, ya no está, se ha ido y no volverá.

Mamá mientras mas pasa el tiempo me doy cuenta de lo mucho que te amo, el solo pensar que me puedes faltar algún día, me da tristeza. Lloro de solo pensar que todo ese amor que recibo de ti, algún día se ira de mi lado.

Una madre no es cualquier cosa:

Es una mujer divina, una bendición que tenemos en nuestra vida. No es necesario esperar a que partan de nuestro lado para decirles que la amamos y necesitamos.

Hazla sentir lo importante que ella es para ti, ella es la única amiga, el único familiar que se quedara a tu lado sin importar los errores que hagas. Es una verdadera amiga.

Madre bendita, cualquier letra o palabras son pocas para describirte, eres el mejor regalo que tenemos en la vida, tu amor es el único que se puede asimilar al del Señor.

Tú si tienes a tu madre en vida:

Cuídala, respétala y amala, se lo merece por lo que ha hecho y ha dejado de hacer.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *