SAN PEDRO APÓSTOL ALEJA TODO MAL

Te invitamos hacer esta oración para que las súplicas de San Pedro Apóstol interceda por nosotros a nuestro Padre para que nos proteja de la envidia, egoismo y rencor. Que sea él tomando el control en tu vida y tu hogar. Toma un minuto para hacer esta oración.

Amado Dios, en el nombre de Tú hijo amado Jesús inició esta oración, pidiéndote Tú amparo y protección. Envuélveme bajo Tus alas y guárdame de todo daño del enemigo; te pido que seas Tú mi escudo protector, quien me cubre de toda envidia, egoísmo, rencor y de toda blasfemia o calumnia dirigida hacia mí.

San Pedro Apóstol intercede ante nuestras súplicas y quita toda piedra de tropiezo, y permíteme caminar en senderos de prosperidad y felicidad. Permíteme siempre enaltecer Tú gloria y encontrar Tú salvación. En Tus manos confiamos nuestra protección y el enemigo no perturbará y desvanecerá nuestra paz. Señor, confió en Tú promesa de que enviaras a Tus ángeles a cuidarnos e iluminar nuestros pasos. Permíteme blindarme de Tú armadura de Justicia, y que mi vida se encadene a Tus mandamientos.

Dios, gracias te doy por Tú infinita misericordia, por borrar mis culpas y por purificar mi vida. Gracias por defender y cuidar de mí cuando me siento afligido. Señor, guárdame de todo lo que me aparte de Ti, líbrame de las tentaciones y de todo lo mundano que me impidan recibir tu protección y misericordia.

Señor, bríndale Tú protección a mis hijos, no permita que se aparten de Tú camino, que siempre puedan contar contigo en cada etapa de su vida. También brinda tu protección a mi hogar, que nadie con malas intenciones la pueda penetrar, y sobre todo que tu gracia y amor se sienta en cada rincón de mi hogar.

Padre mío, Tú que reinas en las alturas de los cielos, nuestro velador y protector; instruye mi camino a tu glorioso reino, envuélveme en Tú lazo protector y rompe toda atadura de enfermedad, envidia, celos, y egoísmo. Te lo pedimos en el nombre de Tú amado Hijo Jesús. Amén.

Haz esta oración con fe y esperanza, te permitirá estar más cerca de Dios, dale las gracias por todas las bendiciones que te han pasado, pídele que esté protegiendo tu vida y la vida de aquellos que amas y ayúdalos a alcanzar sus más grandes deseos.

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *