March 11, 2020 By Admin 0

Llegar bien a tu casa es una bendición

Vivimos sin darnos cuenta que salir y llegar bien a casa es una bendición.

Es toda una bendición llegar a tu casa sano y salvo. Sin ningún dolor, ningún choque y sin ninguna enfermedad. Hoy en día el aire esta contaminado y mucha gente mala que no permite que muchos lleguen bien a su hogar.

Cada vez que salgas de tu hogar, pide al Señor para que te permita regresar sano y salvo.

Valorar lo que tenemos es la mejor forma de agradecer

Cada día que despertamos nos enfrentamos a algo nuevo, cada día que vamos a dormir quiere decir que hemos crecido y hemos aprendido algo que nos pasó en el día.

Día a día vivimos nuevas experiencias, experimentamos cosas fuera de la casa que nos hace ser diferente cada día. Hoy en día nos enfrentamos a muchas gentes que nos quiere hacer daño, gente que no nos quiere ver bien.

Si llegamos bien a nuestro hogar seamos agradecidos. Andan muchas enfermedades en el aire que nos pueden hacer daño. No permitamos que todas las cosas malas que sucedan en la tierra nos permitan alejarnos del Señor y que nuestra fe se deteriore con el tiempo.

Valora lo que tienes

Hoy valoro cada cosa que tengo, valoro tener salud, tener un techo donde dormir, tener a mi familia a mi lado. Doy gracias por siempre despertar en mi cama, por tener un lugar donde descansar y alejar mi estrés y problemas.

Llegar a mi casa me permite tener un alivio enorme, me ayuda a alejar todos los problemas que tuve en el día. Aumenta mi bienestar y mi salud. Cuando comparto con mi familia en mi casa soy la mujer más feliz que puede existir.

Hoy me siento bendecida porque sé que al igual que todos los días tendré la dicha de llegar bien a mi casa, que no importa todo lo malo que pase fuera de ella, yo confió y tengo fe de que todo saldrá bien.