marzo 3, 2020 Por Admin 4

3 CONSEJOS PARA CUIDAR BIEN A TU MADRE

Tu madre es todo para ti, es quien te dio la vida, quien te ha entregado todo de ella. Tu madre siempre cuidará de ti, siempre estará ahí para ti. Era la única que estaba ahí cuando estabas triste o enfermo.

¿Recuerdas cuando te sentías no amado? ¿Cuándo te sentías un fracaso total? Tu madre era quien estaba allí dándote ánimos para convencerte de que eras especial, que podías llevarte al mundo por delante, que nada era imposible si te lo proponías.

No importa los altibajos que tengan, ella siempre está ahí dándote todo el apoyo y amándote incondicionalmente.

3 Consejos para cuidar bien a tu madre

1. Mantenla saludable

El mejor regalo que puedes darle y que puedes darte es que mantengas a tu madre saludable. A medida que van envejeciendo van perdiendo algunos sentidos como oír, retener información y debilidades en los huesos.

Protege la salud de tu madre, invítala a caminar por el parque y a hacer ejercicio para que se mantenga fuerte y con buen animo siempre.

2. No la alejes de tu lado cuando tengas tu otra familia

Unos de los errores que cometen algunos hijos es alejar a su madre poco a poco. Se olvidan de llamarla diaria, de ir a visitarla y hacer un almuerzo familiar los fines de semana. El peor ´Error´ que puede cometer un hijo es que su madre se sienta sola y aislada.

Mantente conectada con tu madre siempre, es fundamental para su salud. Visítala y no solo la llames por vídeo llamadas; a los hijos le da tranquilidad con solo llamarla, pero a las madres no le basta, quieren abrazar y sentir a sus hijos, a medida que ellas van envejeciendo más amor hay que brindarles.

3. Haz que se divierta

Haz que tu madre disfruta de la vida, invítala a jugar cartas, a reunirse con sus amigas o hermanas. Haz que se mantenga en contacto con personas que las hacen feliz, con cosas que le alegren el día. Como jugar con su nieta, salir a caminar, hablar con las vecinas, pintar o estar con su mascota.

Bríndale ese amor y apoyo que ella te dio, que te hizo ser la mujer o el hombre que eres ahora. Ayúdala a mantenerla sana físicamente, con una mente muy aguda, con vida social y feliz.

CUÍDALA COMO ELLA SIEMPRE CUIDO DE TI.