ORACIÓN PARA ALEJAR LAS MALAS PERSONAS

Vamos a darle gracias a Dios por el día que termina, vamos a hacer una oración para que Dios nos libre de personas que nos tienen envidia y quieren el mal sobre nosotros. Toma un minuto para hacer esta oración.  

Bendito Señor de mi vida, En el silencio y serenidad de la noche me acerco hasta Ti, con un corazón agradecido y lleno de alegría, porque a Ti te debo todo, Tu mi amado siempre estás ahí para mí e incluso me das más de lo que necesito. Dios mío, Cómo no agradecerte cada día por todas las bendiciones que me has dado, Tú me diste la vida, me diste una familia maravillosa, cada día me tomas de la mano y guías mis pasos para protegerme de todo mal y llevarme por un camino bueno.

Dios mío, gracias por este día que culminó, por permitirme disfrutar este día con mis seres queridos, por la salud que me das, por mi hogar, por el trabajo que tengo, y sobre todo por permitirme a mí y a los míos, llegar a casa bien.

Antes de irme a dormir, quiero pedirte un favor muy especial, por favor mi Dios aleja de mi vida aquellas personas malintencionadas, que con su envidia y pensamientos negativos no desean verme prosperará y me desean el mal. Tú sabe Señor que no le hago mal a nadie, y tampoco quiero hacer sentir mal a nadie por mis acciones, así que por favor mi Dios a justicia contra las personas que me quieren dañar y hacerme sufrir.

Dios mío, arrópame con Tu Santo manto de luz, y líbrame de los lobos disfrazados de ovejas, líbrame del odio disfrazada de una falsa sonrisa y del amigo que se viste de falsedad. Dios mío, tú conoces mi corazón y sabes que no le deseo el mal a las personas que me desean el mal, solo te pido que toque el corazón de estas personas, y transforme su manera de pensar, y que tenga presente que nunca nadie recogerá una cosecha en terreno ajeno.

De mi parte Dios mío, yo voy a seguir viviendo cada día con optimismo y cosechando amor por mí alrededor e incluso daré amor quien me desea el mal, porque tú me ha enseñado amar a mis amigos y a mis enemigos.

Sin importar mi Dios la piedra de tropiezo que encuentre en el camino, yo daré siempre lo mejor de mí, pues si Tú estás conmigo, nada de lo malo podrá alcanzarme, nada podrá dañarme y nada podrá arrebatarme tu bendición y protección. Amén.

Hacer esta oración con fe y esperanza, oremos hoy para que Dios nos dé una noche tranquila con un sueño reparador y bendecido, que mañana despertemos alegres y dispuestos para toda buena obra. Vamos a orar en esta noche.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *