ORACIÓN DEL DÍA, MIERCOLES 30 DE ENERO 2019

En este hermoso día, vamos a orar a Dios para cumplir nuestras peticiones y metas e iniciar un día lleno de bendiciones y alegría

Buenos días amado Dios, ante de iniciar mi día, quiero agradecerte por ser mi brazo fuerte en el medio del dolor, por estar siempre para mí, y aunque hay momentos feo en la vida, nunca dejaré de confiar en Ti, porque sé que la vida hay momentos felices, amargos y dulce.

Dios mío, reconozco que en la vida habrá momentos de dificulta, tormenta que nos golpearan, amigos que nos traicionarán, familiares que nos darán la espalda,  momentos en el que sentimos que nuestros mundo se derrumbara; momentos en que lloramos por sentirnos impotente; pero Yo (DI TU NOMBRE) confiare en Ti, porque Tú eres mi consolador, mi paño de lágrimas en los momentos difíciles y mi apoyo cuando siento que voy a caer.

Gracias Señor, porque en medio del dolor no hay soledad, porque nunca te aparta de mí y te convierte en mi apoyo en la adversidad. Todos mis anhelos provienen de Ti mi Dios, y no quiero nada que no provenga de Tu dirección. Por tal motivo pongo este día en tus manos, para que sea Tú guiándome y llevándome por el camino que has destinado para mí.

Señor, dame oído soldó cuando escuche voces de fracaso hablando a mi mente, ayúdame a ignorar a eso espíritu maligno que me atormenta diciéndome que nunca voy a lograr mis metas, que nunca podre de levantarme y que deje de luchar por mis sueño y anhelos. Señor no dejes que eso pensamiento negativo se apoderen de mí, que hace que me duela el corazón, nubla mi mente y hace que me deprima y pierda la visión y misión que Tú me has encargo.

Gracias mi Dios, porque cuando me siento fracasado, Tú me dice: ¡LEVANTATE! Hoy no es tiempo de rendirse y volver atrás, todo dolor es pasajero, así que no desmaye, porque tu lugar es estar en lo alto, así que ¡LEVANTATE! y comienza de nuevo apoyándote en mí, y te prometo que no vas a fracasar.

Hoy en el nombre de Dios, se rompe todas las cadenas, se van todas mis penas, y comienzo una vida nueva, y solo recibo alegría en mi corazón, porque la tormenta ya termino, y voy a disfrutar el regalo que Dios me ha dado hoy ¨un día más de vida¨.

Dios, sé que has destinado para mí en este día, un día de bendiciones, donde en el camino encontraré todo lo que he perdido, lo que me han quitado y lo que nunca he recibido. En tus manos pongo mi vida y la de mi familia, y este día que estás a punto de iniciar. Amen.

Haz esta oración con fe y esperanza para que Dios nos ayude a comprendernos uno al otro, que nos amemos como familia y que nos dé un buen día, lleno de prosperidad, abundancia y riqueza. Ora con fe no dudando nada y bendice a Dios con todo tu corazón.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *