ORACIÓN A TU ÁNGEL DE LA GUARDA PARA PEDIR UN MILAGRO IMPOSIBLE

Hoy te invitamos hacer esta oración milagrosa para pedirle y agradecerle a Dios por mandarnos a cada uno un ángel de la guarda para que nos cuide y nos proteja en todo momento. Toma un minuto para hacer esta oración.

Padre amado hoy vengo ante ti a pedirte que cumplas mis peticiones, a que cumplas ese milagro tan maravilloso que tienes para mí. Señor, cuida de mí en los días que me siento decaído, que mi ángel de la guarda esté ahí en todo momento, protegiéndome de caer en tentación y librándome de todo peligro.

Señor, que mi ángel de la guarda me cuide en el día y en la noche, que cuando el cielo se oscurezca me sienta protegido y no le tema a la oscuridad. Ángel de la guarda no me pierdas de vista, para así enfrentar las adversidades con más firmeza. A tu lado mi vida es más fácil ya que eres un ángel mandado por Dios para cuidarme y protegerme.

Sé que con tu poder angelical nada malo me ha de pasar, nada me puede alterar, nada me quitará la paz porque contigo a mi lado me siento en armonía y en bienestar. Señor, tu que todo lo ves y lo puede, quita toda aflicción, aleja todo dolor, pena, angustia y caos que hay en mi vida.

Ángel de mi guarda, mi Dios Todopoderoso te ha conferido de dones, por eso te ruego que me auxilies en estos momentos difíciles tanto económico como emocional. Ayúdame a conseguir lo que anhelo, todo aquello que sea agradable para Dios.

Bendigo Ángel de mi guarda, nunca me abandones, déjame ser tu apoyo cuando me sienta triste, no me dejes sin tu compañía ni un solo instante, guíame hacia el camino correcto para alabar y glorificar a mi Padre Celestial.

Señor, gracias por estar conmigo siempre, por mandar a tus ángeles a que me cuide. Gracias por todas tus bendiciones, en el nombre de Tu Hijo Jesús. Amén.

Si haces esta oración con Fe, puedes tener la certeza que Dios te escucha y que siempre está a tu lado. Deposita todas tus cargas en Él, porque Él es todopoderoso y nunca te abandonará en los momentos de dificultad, sigue adelante con gozo y entusiasmo, pues Dios ha destinado grandes cosas para bendecir tu vida.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *