Oración de la noche, Sábado 8 de Diciembre 2018

En esta noche pongo este dulce sueño en tus manos Dios, haz esta poderosa oración que te guiará a que hagas tus peticiones y le des gracias.

¡Oh padre amado, ven a mi vida en esta noche! Necesito de tu amor y de tu compresión. Necesito que ates mis pensamientos, mis deseos, mis metas a ti, quiero siempre realizar tu voluntad y vivir una vida en tu presencia.

Esta noche me arrojo en tus manos, y te doy gracias en el nombre de tu hijo amado Jesús, por haber cuidado de mí en este día. Siempre guárdame de todo mal y que esta semilla de amor que sembraste en mi corazón, siga creciendo y floreciendo cada día.

Padre celestial, tu merecedor de toda alabanza, tú creador del cielo y la tierra, tú que por amor a nosotros diste a tu único hijo, te encomiendo esta noche mi cuerpo y mi alma y todo lo que tengo. Señor guías mis pasos y llévame por senderos de amor y de paz. Guarda en mi corazón tu palabra, hazme dócil ante tu presencia, invádeme de tu poder y misericordia.

Señor hazme fuerte y firme ante las adversidades, tú más que nadie sabes que temo desviarme de tu camino, te imploro que nunca te aparte de mí y siempre me acompañes. Aleja de mis las tentaciones y perdóname por los errores cometido.

Ven a mi cuarto esta noche, bendito Dios y acurrúcame en tus tiernos brazos, dame la seguridad de que no estoy solo, y que está siempre conmigo luchando cada batalla. En ti pongo mis descansar, dame un sueño tranquilo y reparador; te pido que renueves mis fuerzas y que me des la sabiduría para resolver las ataduras y preocupaciones que me invaden.

Gracias por la familia que me diste, y por siempre cuidar de ellos. Nunca desampares a mis hijos, tú que eres padre sabes cuánto me preocupo por ellos. Dale un buen descanso y que nunca se aparten de camino. Amén.

Haz esta oración con fe y esperanza, te permitirá estar más cerca de Dios, dale las gracias por todas las bendiciones que te han pasado, pídele que esté protegiendo tu vida y la vida de aquellos que amas y ayúdalos a alcanzar sus más grandes deseos.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *