Oración de la noche, JUEVES 22 de NOVIEMBRE 2018

Vamos hacer esta oración de la noche con la confianza puesta en Dios, con paz en nuestro corazón y con un gozo que nadie le puede quitar. Buenas noches, que descansen bien.

Padre celestial, vengo ante Ti en el silencio de la noche, de rodilla ante tu presencia, en busca de elevar mi alma a Tu divina misericordia. En esta noche de descanso, deposito todas mis fatigas y mis angustias, mis alegrías y esperanzas en tus manos. Renueva mis fuerzas y que al siguiente día coloques una sonrisa en mi rostro, por motivo de tu amor y por la oportunidad de vivir un día más en Tu presencia.

Dios mío, gracias por todas las experiencias vividas en este día, con sus altas y bajas, pero agradecido por Tu compañía en cada una de mis acciones y decisiones. Señor, no quiero irme a descansar sin antes agradecerte por ese amor incondicional que siempre me brindas, y porque te conviertes en mi sombra, que aun cuando la oscuridad quiere nublar Tu presencia, Tu luz sobresale y destella por encima de la oscuridad.

Gracias Señor, porque al orar me transmites tu calma y mi alma grita de emoción por la serenidad que me brindas, Tu dulzura sosiega mi espíritu, relaja mis nervios e inunda mi ser en caudales de felicidad. Señor, en esta noche tan bella que has adornado con tus maravillas, velas mis sueños y permíteme concebir un sueño profundo y relajado, hazme dormir como un niño, libre de preocupaciones y angustia.

Bendito padre celestial, mientras descanso guarda mi hogar del enemigo, que Tu presencia esté implantada en la puerta de mi hogar y que nadie pueda penetrar y perturbar nuestro sueño. Tú eres mi ángel guardián y mi casa, mi familia y mi sueño estarán protegido por Ti. Te pido que me cubras con Tu Santo manto y acurrucarme en tus dulce brazos, abrázame fuerte, para soñar toda la noche con tu Santa gloria. Amen.

Hacer esta oración te permitirá acercarte a Dios en esta noche para darle gracias por el día que finaliza y para pedirle que sea Él dándote todo su amor, su guía, su prosperidad y su bendición en el mañana que está a punto de llegar.

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *