Oración de la noche, miércoles 7 de noviembre 2018

Vamos hacer esta oración de la noche con la confianza puesta en Dios, con paz en nuestro corazón y con un gozo que nadie le puede quitar. Buenas noches, que descansen bien.

Padre amado, gracias por este día que paso, por darme la vida, gracias por haberme preservado en este día. Mi Dios, te amo con todo mi corazón. Señor, sé que no he sido el Hijo fiel que tu deseas que fuera, sé que te he fallado, te pido perdón si te falle en día de hoy, perdóname por todos mis errores y por todos los pecados que cometí en este día y en el anterior.

Dame una buena noche, que pueda descansar en paz y en tranquilidad, que seas Tú acompañándome en cada momento para poder dormir confiado. Que tu gracia este siempre conmigo.

Dios, te pido que visites mi hogar y lo bendigas, que todo Espíritu de maldad sea alejado, ahuyenta las malas vibras, y que en mi hogar reine la paz y tu amor. Manda a tus ángeles a proteger mi hogar, para poder descansar en paz.  Protégenos, Señor, cuídanos mientras estamos despiertos y mientras descansamos.

En esta dulce noche, quiero que cubras mi mente, cerebro y recuerdos para poder tener un sueño reparador. Oh Señor, escucha mi plegaria. Muéstrame tu maravillosa bondad.

Protege mi mente de todas pesadillas. Hoy vengo delante a alejar y a renunciar a todo Espíritu de temor y angustia. Me comprometo contigo como mi roca y mi fortaleza.

La noche está aquí y todo esta oscuro y oculto, en silencio hago esta oración para alabarte y adorarte. Haz de mí una mejor persona el día de mañana y que tenga un corazón lleno de amor para dar a los demás.

Padre, protege a todas aquellas personas que son especiales para mí, te agradezco porque sé que estoy a salvo en tus manos. En tu cuidado estoy Amado Señor. En el nombre de tu Hijo Jesús. Amén.

Vamos hacer esta oración con fe y esperanza. Vamos a darle gracias a Dios por el regalo de la vida y pedirle que derrame bendiciones sobre cada uno de nosotros y los de nuestros familiares, llevándonos hacia su camino, para así ser salvos y liberándonos de todo mal. Orar, es la mejor manera de acercarse a Dios.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *