ORACIÓN A JESÚS POR NUESTRAS INQUIETUDES, DEBILIDADES E INCERTIDUMBRES

Te invitamos hacer esta oración a nuestro Salvador, a quien nos libró de todo pecado y nos permitió elegir el camino de Dios. En esta oración vamos a pedirte  para que quites todas nuestra inquietudes, debilidades e incertidumbres . Toma un minuto para hacer esta oración.

¡Oh Señor Jesucristo! Eres el salvador y redentor del hombre, Tú eres el redentor de todo el mundo, Hijo de Dios vivo, Tú que cargaste con nuestros pecados. Hiciste tuyo todo lo nuestro para ser redimidos, para que podamos conocerte y elegir tu camino.

Venimos postrados ante tus ´pies, pidiéndote que nos perdones. Te pido que mires nuestras inquietudes, debilidades e incertidumbres, solo Tú sabes la situación de cada uno. Mira nuestro mundo, oriéntanos por el camino correcto, danos fuerzas para soportar las cargas que nos depara el mundo.

Hacemos esta oración para reparar toda blasfemia que hayamos hecho en tu Santo Nombre, por todas las injurias que se te hacen en el Santísimo Sacramento del altar.

Oh Señor Jesús concédenos entrar en Tu persona y sentir el amor que te llevo a ir a la cruz para que seamos salvados, para que fuéramos perdonados y ofrecerle ese mismo amor a los hermanos; entregarte nuestra vida y que todos seamos unido por Ti.

¡Oh Jesús! En tu palabra dice: “Todo lo que pidan en mi nombre a mi padre, lo haré”, nosotros te pedimos y rogamos por nuestros hermanos para que sean librados de toda atadura terrenal, te pedimos por aquellos que se encuentran en peligro de pecar, guíalo y protégelos de caer en tentaciones.

Jesús tú que eres misericordioso con todos nosotros, ten piedad y llévanos hacia tu camino, lava nuestros pecados, transfórmanos para ser un nuevo ser renovado para servir a Dios. En el nombre de Jesús. Amén.

Si haces esta oración con Fe, puedes tener la certeza que Dios te escucha y que siempre está a tu lado. Deposita todas tus cargas en Él, porque Él es todopoderoso y nunca te abandonará en los momentos de dificultad, sigue adelante con gozo y entusiasmo, pues Dios ha destinado grandes cosas para bendecir tu vida.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *