EVANGELIO DEl DÍA DE HOY MARTES

Epístola I de San Juan 3,22-24.4, 1-6.

Amado Hijos míos:

Dios promete que él nos concederá todo cuanto le pidamos, siempre y cuando cumplamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.

Dios nos dice: que tengamos fe y creamos en su Hijo Jesucristo, y nos amemos los unos a los otros como él nos ordenó.

Y todo aquel que cumplas sus mandamientos, permanecerá en Dios, y Dios permanece en él; porque Dios está en nosotros, por el Espíritu que nos concedió.

Queridos Hijos míos, no crean a cualquiera espíritu, pongan a prueba su fe, para ver si procede de Dios, porque han aparecido en el mundo muchos falsos profetas. Y si la fuente de fe está inspirado por Dios: todo el que confiesa a Jesucristo manifestado en la carne, procede de Dios.

Y aquel que niega a Jesús, no procede de Dios, sino que este proviene del Anticristo, en el cual ha oído que vendría y ya se encuentra en el mundo.

Hijos míos, ustedes son de Dios y han vencido a esos falsos profetas, porque aquel que está en ustedes es más grande que el que está en el mundo.

Hijos mío, si cumplen mis mandamientos, ustedes permanecen en mí y yo permanezco en ustedes, y si son de Dios, lo han vencido. Pues el que está en ustedes es más que el que está en el mundo. Y ellos son del mundo, por eso hablan el lenguaje del mundo y el mundo los escucha.

Nosotros, en cambio, somos de Dios. El que conoce a Dios nos escucha, pero el que no es de Dios no nos escucha. Y en esto distinguiremos la verdadera de la falsa inspiración.

«Palabra de Dios. Te alabamos Señor»

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *