CONSEJOS PARA SALVAR EL ALMA DE LOS HIJOS

Como padre, es muy doloroso ver como un Hijo se aparta del camino de Dios. Donde hoy ORACIÓN DEL DÍA te daremos algunos consejos para salvar las almas de nuestros hijos. Y se aparten de todo lo malo, adición, rebeldía, actos delictivos y vagancia.

CONSEJOS PARA SALVAR A LOS HIJOS:

  • Desde que Dios te da la oportunidad de estar embarazada, debes orar y entregarle tu hijo a Dios, y si es posible llevarlo a la iglesia y pedirle a Dios que tu hijo viva lo suficiente para recibir el bautismo.
  • Antes de que llegue el momento del nacimiento del niño, es importante que la madre se confiese, tanto para estar en Gracia y que nuestro hijo esté libre de cualquier peligro.
  • Bautiza al niño y entrégalo a Dios. Donde el Bautismo, quita a los niños de las manos del enemigo y reconocemos que nuestros hijos, Dios nos los ha prestado, y que su destino es ser Santo.
  • Vigila al niño en sus ocupaciones y haz que conozca la palabra de Dios, llévalo siempre a la iglesia y que se junte con personas que hagan crecer su fe en Dios.
  • Nunca deje de orar por tus hijos, aun después de ser mayores, tu como padre debe de rezar por ellos, siempre debe de vigilar sus andanzas, porque cuando los hijos crecen los peligros son mayores, y las tentaciones aumentan.
  • Mientras los hijos crezcan en edad, como padres debemos hacer todo lo que está a nuestro alcance, para que nuestros hijos crezcan en amor a Dios. (debemos hablarle de Dios y apártalo de todo lo malo que le ofrece el mundo, para que esa tentación no les robe el corazón y deje un sentimiento amargo en su corazón)
  • Nunca prometer a los hijos, para que nos obedezcan.

Sigue estos consejos y Tus hijos aún después de viejo nunca se apartarán del camino de Dios. Vamos hacer esta oración corta por los hijos, para que nunca se aparten de sus bendición:

Querido Dios, Te doy gracias por mis hijos, gracias por darme motivos para estar orgulloso(a) de ser madre/padre.

Te pido desde lo más profundo de mi corazón, que lo cuides mucho, que ponga tu mano protectora a su alrededor. No permite que se descarrilen de tu camino y que siempre encuentren refugio en tus dulces brazos.

Dios mío, cuide en todo cuanto hace, y aunque yo ahora esté lejos, recuérdales que siempre sepa que yo, su mamá, solo tengo amor para dar. Amén.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *